martes, 15 de octubre de 2013

Las encomiendas

1492. Bajo el abrigo económico de los Reyes Católicos, una expedición con una nao y dos carabelas llegaba el 12 de octubre a las costas americanas. Se producía uno de los hechos más fascinantes de la historia de la humanidad, aunque no para todos fue algo positivo. Pronto, la Corona Castellana decidió comenzar a conquistar el territorio bajo la bendición papal con el aparente fin de cristianizar a los indígenas. Pero detrás de todo ello había una ambición sin tapujos que tenía la mirada puesta en las tierras y minas existentes en esas tierras. Una forma medieval de sociedad se iba a imponer sobre una forma prehistórica.




La sociedad que conquista los territorios americanos fue exportada desde la península, y en ello también iban las diferencias estructurales que se arrastraban desde la Alta Edad Media. Esencial en ellas eran los privilegios, que consistían en cuestiones tan dispares como la exención de impuestos, la imposibilidad de trabajar con las manos o la exclusividad en la ostentación de cargos políticos. Los nobles, en definitiva, estaban designados por la divinidad para la guerra y las armas. Con la conquista de Granada, la Península se encontró con centenares de nobles "sin trabajo", pues el enemigo (y por tanto la guerra) había sido eliminado definitivamente. Así, la conquista de América se presentó como una gran "oportunidad  laboral" para los nobles, y en especial para aquellos nobles segundones que apenas tenían para sobrevivir.

Uno de los premios que buscaban los nobles del Rey en tierras de ultramar era la tierra. Para ello, se inventó un sistema de trabajo obligatorio para los indígenas que fueron las encomiendas. A través de este sistema, se reproducía en América el orden señorial imperante en la Península Ibérica en la Edad Media, por el que se entregaba a un señor la potestad sobre un territorio, y si el señorío era jurisdiccional se incluían las gentes que en él habitan. Así, el señor (ahora en América el encomendero) podía cobrar un tributo de los habitantes de sus tierras. Es por ello que se llamaron encomiendas, pues se encomendaban al señor los indígenas adscritos a un territorio o encomienda. A cambio, el encomendero debía pagar un salario (con que pagar los tributos), cristianizar y proteger a los indígenas. La encomienda, además, no se establecía a perpetuidad, sino que se otorgaban para dos generaciones.

            

¿Por qué se hizo así, pudiendo obligar a los indígenas a trabajar sin exigir nada a cambio? El debate sobre si el indígena tenía alma o no surgió pronto, y con el especial empeño de Isabel la Católica, se decidió que los indígenas americanos eran también hijos de Dios y tenían alma, por lo que se prohibió su esclavitud. Esto alimentó por otra parte el tráfico de esclavos africanos, con especial intensidad en los primeros tiempos (razón por la cual en las islas de América central hoy tienen un predominio de la raza negra, pues la autóctona casi desapareció y se repobló con población esclava negra) y en las zonas asignadas a los portugueses, que también se lucraron con el tráfico de africanos.

Las encomiendas perduraron en América hasta el siglo XVIII, y se convirtieron en un sistema de semi esclavitud debido a los abusos que llevaron a cabo los encomenderos. Éstos, teniendo lejos la península (y, por tanto, la fuente del poder) pudieron actuar como señores absolutos dentro de sus encomiendas. Así los indígenas fueron explotados hasta la extenuación, siendo los trabajos forzosos una de las causas de la importante merma de la población indígena.

No fue ésta la única forma de trabajo obligatorio que inventaron los castellanos para obligar al trabajo a los indígenas. La mita, que fue un sistema de sorteo para el trabajo en las minas, fue otro de los sistemas más nocivos para la población indígena.

Para preparar el concepto acude al enlace del IES Tiempos Modernos. (tienes dos conceptos para elegir) En ellos encontrarás una definición y su evolución. Pero deberás completarlo con una contextualización histórica (en cualquiera de los otros enlaces lo encontrarás) y, si quieres, una descripción de la sociedad americana en los primeros años de la dominación castellana. También lo puedes completar con la información que te proporciono en esta entrada del blog.

No hay comentarios:

Publicar un comentario