lunes, 21 de octubre de 2013

La Ilustración


La Ilustración es una corriente ideológica surgida más allá de nuestras fronteras. Como podrás intuir, la llegada de nuevas ideas venía controlada de forma continuada por la Inquisición, por lo que tardó en llegar a España más que a otros lugares en Europa. También la ausencia de una burguesía consolidada dificultó la expansión de estas nuevas ideas.
El siglo XVIII europeo comienza con una guerra europea, la Guerra de Sucesión Española, y acabará con otra, protagonizada por los revolucionarios franceses y Napoleón. Entre ambos conflictos media un siglo de profundos cambios ideológicos que conducirán inexorablemente al cambio de modelo social y político. Aquellos que luchaban contra el absolutismo francés en los albores del siglo XVIII nunca hubieran imaginado que sus nietos lucharían contra las innovadoras ideas de la Revolución Francesa. En menos de cien años, dos mundos totalmente diferentes.

Y en medio, como decíamos, un cambio profundo, protagonizado por la Ilustración. Esta nueva forma de entender el mundo, con la razón como principal protagonista, tiene su origen en los enciclopedistas franceses con nombres propios como Diderot, D'Alambert, Voltaire, Montesquieu y Rousseau. Éstos promulgaron ideas como libertad, progreso, educación, racionalismo, y se opusieron a los gobiernos absolutistas, a la superstición y al tradicional concepto de cristianismo y la figura preeminente y fiscalizadora de la Iglesia.

Esta nueva forma de pensar no solo actuó en el plano de las mentalidades, sino que tuvo su plasmación en la política. Surgió así el despotismo ilustrado, una aplicación de las ideas de la Ilustración al ejercicio de la política que tenía como principal objetivo la felicidad de las masas, pero sin su participación, pues no se las consideraba capacitadas para ello. Esto quedaba resumido en el lema "todo para el pueblo pero sin el pueblo".

Las consecuencias de la extensión de esta forma de pensar se plasmarán en la Revolución Francesa y en el fin del Antiguo Régimen, que como veremos supondrá el fin de las sociedades estamentales y el inicio de las sociedades de clases, con un importante protagonismo de la burguesía.

En España, como decíamos, tendrá su repercusión más tarde debido a la resistencia de la Iglesia a la entrada de nuevas ideas (máxime si estas ideas trasladan la fe en Dios a la fe en el hombre). Su máximo exponente en política será Carlos III, que recogerá el testigo del impulso a la modernización de Fernando VI y se rodeará de Ilustrados como Floridablanca, el Conde de Aranda, Campomanes o Jovellanos.

Para preparar el concepto, debes de tener presente que es muy extenso. Yo tan solo te haré dos recomendaciones: que hagas una rápida visión de lo que es la Ilustración de forma general y sus implicaciones y que hables de la Ilustración en España con una mención no solo a Carlos III y al despotismo ilustrado sino también a las transformaciones culturales y sociales que supone. Y debes de nombrar algunos personajes significativos. Así, en este enlace del IES Elaios tienes unos rasgos generales interesantes en las primeras 3 páginas; en las páginas 6, 7 y 8 de este tema el profesor Jesús Bueno os explica las bases ideológicas y hace hincapié en las repercusiones culturales de ésta en España; sobre España también tienes la última página del tema del IES Marqués de la Ensenada y en este de la Historia Siglo XX. También, como siempre, los materiales de la wiki del IES Tiempos Modernos te ofrece dos versiones diferentes para enfocar el concepto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario