lunes, 21 de octubre de 2013

La Inquisición


Quizá uno de los temas que más ríos de tinta ha vertido de la pluma de los historiadores. La Inquisición es una de las instituciones medievales que mayor repercusión tuvo en la mentalidad colectiva hispánica y la que sobrevivió más en el tiempo.

La Inquisición no fue, como muchos creen, un invento de Fernando el  Católico. Se inventó en Francia en el siglo XII, y se exportó al reino de Aragón en la centuria siguiente. Después se extendió por Castilla tras el matrimonio de Fernando de Aragón e Isabel la Católica. Su motivación inicial (y que mantuvo a lo largo del tiempo) fue la persecución de la herejía y la brujería. En los reinos hispánicos del siglo XV, la diversidad cultural y religiosa (con una importante presencia tanto de judíos como de mudéjares) exigió el control por parte de la Corona para evitar conflictos. Pero la Inquisición no se quedó tan solo en un tribunal que juzgaba delitos religiosos. Pronto los reyes vieron en ella a una institución muy útil para ejercer un control político. Quizá uno de los ejemplos más paradigmáticos fue el caso de Antonio Pérez, cuando Felipe II se enfrentó a los fueros de Aragón que había jurado prometer e intentó resolver el caso a través de la Inquisición, cuya jurisdicción no entendía de fronteras ni límites terrenales.

La Iglesia en España también consolidó su poder a través de la Inquisición. Sus métodos aterradores (el juicio de Dios, la tortura y las hogueras, especialmente) y la presencia de familiares de la Inquisición que se encargaban de delatar a los herejes instituyó el miedo en la población de tal forma que muy pocos osaban a hacer algo que pudiera enfrentarles a dicho tribunal. También la creación de un Índice de Libros Prohibidos impidió la llegada de nuevas ideas procedentes de Europa, que sirvió, por ejemplo, para impedir la expansión del protestatismo y sus sucedáneos.

Acerca de la Inquisición podríamos hablar durante horas, pero ni es práctico ni es posible. Para los más curiosos, os recomiendo el libro de García Cárcel "La Inquisición" o "La Leyenda Negra". Son estudios rigurosos y muy bien documentados.

Para preparar este concepto las posibilidades son múltiples. Es muy difícil dar unas pautas como lo hemos hecho para otros términos. Por ello este término lo puedes preparar de forma más autónoma. En cualquiera de los enlaces encontrarás información (normalmente lo encontrarás en temas vinculados a los Reyes Católicos). Yo te recomiendo que, como siempre, comiences con una definición. Al ser una institución que perdura varios siglos, debes de delimitar cronológicamente su existencia, y no quedarte tan solo con eventos de la primera época, sino que tienes que buscar la presencia de la Inquisición en los siglos XVI, XVII y XVIII, y no solo en la Península sino también en América. En sus inicios con los Reyes Católicos también puedes hacer mención a la ansiada unidad religiosa que ellos pretendían. Después de esto, las posibilidades, como te decía más arriba, son variadas. Puedes hablar del funcionamiento de la Inquisición, sus repercusiones sociales y culturales, también puedes mencionar procesos famosos tanto en la Península (Fray Luis de León) como fuera (Galileo, Servet). Eso sí, lo que yo no haría es recrearme en el funcionamiento de los instrumentos de tortura (que suele despertar mucho interés) ni en otras cuestiones curiosas que no nos conducen a ninguna parte. Recuerda que la preparación de los conceptos tiene como destino el examen, con tiempo y espacio limitado, así que habla tan solo de cuestiones de relevancia histórica.


No hay comentarios:

Publicar un comentario