miércoles, 9 de octubre de 2013

Vayamos comenzando con Al Ándalus

Antes de llegar al primer concepto, Al Ándalus, que se ubica cronológicamente en el siglo VIII, estaría bien que conocieras un poquito el transcurso de la historia anterior. Por ello, te recomiendo trabajar con el sintético tema del IES Marqués de la Ensenada que puedes encontrar aquí. Ten en cuenta que desde la Prehistoria hasta los visigodos en selectividad no piden nada, por lo que no vamos a detenernos demasiado. En ese tema podéis encontrar lo esencial, para que tengáis una idea general. Si no tienes ganas de leer, puedes visualizar los vídeos de artehistoria relativos a este asunto. Son vídeos de una duración media de 7-8 minutos, y podéis encontrar aquí el primero, el  segundo y el tercero.


               


Al Ándalus es el nombre con el que se conoce al territorio ocupado por los musulmanes en la Península Ibérica. La presencia islámica en nuestro territorio se extiende desde el 711 hasta 1492, un largo período que ha dejado una impronta imborrable en nuestra cultura. Los musulmanes llegaron casi por causalidad, interviniendo en los conflictos sucesorios de los hijos de Vitiza, el último rey visigodo. En apenas tres años y sin apenas desenvainar la espada, los musulmanes ocuparon casi toda la península sin apenas encontrar resistencia. La razón es obvia: las constantes guerras entre la nobleza goda tenían a la población hispanovisigoda harta, que decidió abrir la puerta al invasor bajo la promesa de la paz. Así, se inicia este período que configura a España unos rasgos únicos, pues sobre el mismo territorio convivieron, incluso en paz durante algún tiempo, dos religiones y dos civilizaciones antagónicas. Por una parte los musulmanes, cuyo esplendor alcanzaron durante la época del Califato que instalaron un estado teocrático que inicialmente dependió de un imperio que después se desmoronó. Una vez destruido el califato, Al Ándalus se dividió en pequeños reinos llamados de taifa, que puso en bandeja a sus enemigos su progresiva ocupación, hasta la configuración del Reino de Granada en 1243, que fue definitivamente conquistado por los Reyes Católicos en 1492. Por otra parte, al norte, unos pequeños condados de tradición cristiana se fueron organizando hasta que su potencial demográfico y económico les permitió ir descendiendo al sur a costa de los territorios islámicos sobre los que apenas ejercían un dominio efectivo los musulmanes. Se iniciaba así un período que se conoce con el nombre de Reconquista. Así, la Península Ibérica verá cómo a lo largo de todo el período denominado Edad Media se convierte en un simbiosis entre el mundo cristiano y el musulmán, a veces muy fecunda y las más demasiado bélica.

En tu concepto deberías de incluir, en primer lugar, una definición del concepto, para seguir con las diferentes etapas, que obligatoriamente deben de ser la Conquista, el Emirato Dependiente, Emirato Independiente, Califato de Córdoba, Reinos de taifas e invasiones norteafricanas y el reino nazarí de Granada. Por cuestión de espacio, de cada una de ellas apenas debes de contar nada: tan solo hay que reflejar aquello que diferencia cada etapa de las demás (por ejemplo, qué hace que el emirato dependiente sea diferente del independiente). Para que el concepto quede completo, debes también de incluir cómo era la sociedad (pero recuerda que estamos hablando de una época que dura 800 años, por lo que los rasgos étnicos se van perdiendo y será preferible que hables de la distinción religiosa entre musulmanes y no musulmanes y las diferencias económicas que se planteaban en estos grupos). También hay que incluir los principales pilares económicos como lo eran la agricultura y el comercio. Finalmente,es importante que menciones el legado que la cultura islámica dejó en la nuestra. El material lo podéis encontrar en cualquiera de los enlaces de la derecha., por ejemplo en este de la Historia del siglo XX. Aunque encontréis cosas hechas en la red, de nuevo os aconsejo que lo elaboréis vosotros, cada uno el suyo, que es la mejor garantía de un trabajo bien hecho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario