lunes, 28 de octubre de 2013

Terminamos los conceptos... ¿y ahora qué?


¡Dos preguntas dificiles!

Hasta ahora hemos visto toda la Historia de España hasta el siglo XVIII reducida a diez conceptos. Comenzaremos ahora el grueso de la asignatura que se centra en los siglos XIX y XX. En adelante, dejamos los conceptos y nos vamos a centrar en los comentarios de texto y en los temas.

Respecto a los textos, los podéis descargar en el capítulo 0 de la página del IES Elaios. Es interesante que si venís a clase los traigáis impresos. En las actividades, como ya sabéis, los comentarios serán guiados (acompañados con preguntas). Prestad atención porque las preguntas os darán pistas sobre los asuntos en los que os tenéis que fijar cuando hagáis comentarios de texto libres. Por si os surgen dudas sobre cómo enfocar un comentario de texto os incluyo el mismo documento que tenéis enlazado en las intrucciones previas de las actividades.


Respecto a los temas, los tendréis que elaborar a partir de temas teóricos más amplios. Pensad que un tema de desarrollo no es solo contenido, sino que la forma, la expresión, el orden, la limpieza y la ortografía tienen un valor (y no poco). También tenéis que tener en cuenta que  ninguno de esos parámetros se valora de forma individual, sino que el tema se valora como un "todo", por lo que puede pasar que si vale 5 puntos en un examen y el alumno cree que "lo ha puesto todo", pero sin orden ni concierto, o tipo esquemático, la calificación final sea de dos puntos. Si tienes dudas a la hora de elaborar un tema te recomiendo que leas detenidamente el siguiente documento

CÓMO DESARROLLAR UN TEMA DE HISTORIA

Tanto para elaborar comentarios o los temas, tened presente la limitación de papel. La extensión de un comentario de texto debe de estar entre una y una carilla y media, y la de un tema debe de ocupar tres carillas máximo. Esto no deja de ser orientativo, pero es importante tenerlo en cuenta a la hora de preparar vuestro material. No podemos dar el mismo peso espacial en un examen a una pregunta de dos puntos, una de tres o una de cinco puntos. Por eso es también importante que los conceptos no superen un folio, para que entre los dos se ajustasen a una carilla y media máximo. En definitiva, conceptos y comentario en tres carillas y el tema en tres carillas. Ésa sería la distribución ideal. De todas formas, no es imperativo llenar todo el papel que nos dan para el examen. No por escribir mucho se garantiza ni una buena nota ni tan siquiera el aprobado.

Para poder comentar con éxito los textos, o para poder hacer los temas con garantías, puede ser interesante que descarguéis un tema de los enlaces del blog. Puede ser el del Elaios, Marqués de la Ensenada, Fray Pedro de Urbina o Sabuco. No obstante, yo os iré diciendo de dónde descargar material para preparar cada uno de los temas en las correspondientes entradas del blog. En definitiva, lo importante es que tengáis un material de trabajo propio, trabajado, contrastado y de calidad. Es muy triste leer exámenes de alumnos que han estudiado muchísimo pero han utilizado un material de escasa calidad, y que por ello no obtienen un premio acorde con su esfuerzo No creo que haga falta recordarlo, pero si tenéis dudas, preguntadme, que para eso estoy.


No hay comentarios:

Publicar un comentario